Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de reikiare en tu sitio social bookmarking
Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario


CRÓNICAS DE UN NUEVO CICLO..por José Antonio Iniesta.IMPRESCINDIBLE LEERLO Y LLEVARLO AL CORAZÓN!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CRÓNICAS DE UN NUEVO CICLO..por José Antonio Iniesta.IMPRESCINDIBLE LEERLO Y LLEVARLO AL CORAZÓN!

Mensaje por AREDHEL el Miér Ene 09, 2013 6:34 am

UN ARTÍCULO FUERTE, QUE NO HE QUERIDO MODIFICAR POR RESPETO A SU AUTOR...



José Antonio Iniesta

Autor de “Más allá de 2012. Profecías de los ancestros mayas”.
12-12-12. Antes del solsticio de invierno del 21 de diciembre de 2012.

La profecía del fin del mundo atribuida a los mayas no sólo es una auténtica infamia, una desvergüenza, que no se merece para nada una de las más grandes civilizaciones del planeta, sino que siendo una estupidez, una falacia, un sinsentido, es además una de las más burdas, grotescas y pérfidas mentiras de la historia de la Humanidad.

Sorprende que a estas alturas del camino, después de toda una vida de denunciar públicamente las incoherencias de un sistema manipulador de masas, en el que la ciencia, la historia y la arqueología han dado en tantas ocasiones palos de ciego a la hora de interpretar los grandes misterios de nuestro planeta, me sienta aliado en el desmentido de esta atribución de una profecía maya vinculada al fin del mundo, codo con codo, uña y carne, con arqueólogos e historiadores vinculados a la civilización maya que saben que tal afirmación carece de sentido, y con la comunidad científica, que niega con rotundidad lo que no es más que una campaña de sensacionalismo con dos pretensiones básicas: sumir por enésima vez en el miedo a la conciencia colectiva de los seres humanos, en el bloqueo que supone el temor a un futuro catastrofista, y enriquecerse con material de consumo de masas gracias a todos aquellos ingenuos que no tienen la más mínima idea de lo que es realmente la forma de pensar de los mayas en el pasado, y lo que es más importante, en el presente.

Afirmo con rotundidad que no existe nada que se refiera al fin del mundo en tradición alguna, cosmogonía o creencia de cualquier tribu o linaje maya, ni inscripción en una estela, ningún glifo entre los miles de restos encontrados de esta civilización, ni pensamiento, confesión o revelación de sacerdotes mayas, abuelos y abuelas, de todo el conjunto de los ancianos de sabiduría, que se refiera al fin del mundo. Es, sencillamente, una mentira insostenible.

Sin embargo, ¿cómo es posible que una mentira que no tiene ninguna base lógica, ni racional, ni histórica, ni social, haya impregnado de tal forma los medios de comunicación, las películas y documentales, anuncios y comedias, el chismorreo habitual de bares y recinto de verduleros y verduleras, las tertulias de la mediocridad, los dimes y diretes de los diálogos de besugo? ¿Es tan ingenuo este planeta como para creerse una mentira, temerla, que modifique su conciencia o que le haga propagarla sin ton ni son como si fuera un virus de lo más contagioso?

Mi experiencia de décadas de investigación, de trabajo dentro el mundo del periodismo, me ha mostrado la triste realidad de una sociedad manipulada conscientemente, constantemente, por los grandes medios de comunicación.

No importa ya en la práctica totalidad de los casos la veracidad de las fuentes, la forma de utilizar los datos históricos o si el ciudadano es vulnerable al bombardeo de información manipulada en la que interesa no lo que sea cierto, sino lo que pueda crear impacto, que suele estar asociado a lo morboso. No son noticias buenas las que se buscan para los titulares, sino aquellas que sean capaces de remover de sus asientos a los oyentes, los televidentes, los lectores.

Y en esta lucha por ser cada vez más audaces se han perdido las referencias, el estilo y la dignidad a la hora de contar una historia.

Que fantaseen si quieren los directores de películas con desastres incontables, que gasten millones de dólares en hacer saltar a los espectadores de sus butacas, pero no a costa de denigrar la tradición profética, legítima y respetable, de un pueblo como es el maya, no de desvirtuar su legado ancestral, su cálculo del tiempo, su visión de los ciclos de la naturaleza. Todo eso se ridiculiza con la afirmación propagada por todo el planeta de que ellos profetizaron el fin del mundo. Basta ya de ser cómplices, conscientes o inconscientes, de uno de los mayores bulos de la historia…

He convivido con ellos, he sido iniciado en sus ritos ancestrales, he tenido la oportunidad de vivir experiencias que escapan a lo que un ser humano con toda lógica y raciocinio puede considerar humano o racional. He recorrido la selva de México, en la búsqueda del misterio, viviendo toda clase de aventuras espirituales en otros países, con un contacto prolongado de años y años con los guardianes de la sabiduría maya que me ha deparado un archivo de la información más prodigiosa que un ser humano pueda imaginar, y sin embargo, jamás, nunca, ni una sola vez, he escuchado a un sacerdote maya afirmar que su pueblo cree en el fin del mundo. No he visto jamás esa profecía en sus estelas, en su tradición oral, en sus cantos, en sus ofrendas, en tantas revelaciones como me han hecho, tantas confesiones logradas a fuerza de ganarme su confianza paso a paso.

Y no sólo no les he oído hablar jamás en ese sentido, sino que su visión del ciclo de tiempo para la Tierra es completamente diferente a la creencia de un fin del mundo. Todos hablan de un nuevo ciclo, de una nueva etapa en su cómputo de tiempo, y de una nueva era en el que a pesar de las duras pruebas que tendrá que sufrir el ser humano existe la oportunidad de un cambio de conciencia, de emerger en el naufragio de esta sociedad caduca y con escasos valores humanos para afrontar un enésimo proceso evolutivo en nuestro imparable avance hacia las más altas cotas que pueda conseguir un ser humano, nuestro destino como especie.

Basta ya de mentiras, de engañar a la buena gente de este mundo, con verdades a medias, mentiras completas, textos manipulados. La historia del pueblo maya está jalonada por la conquista de sus territorios, la persecución de sus gentes, la destrucción de sus tradiciones, la demolición de sus monumentos. Después vino la quema de los códices en todo el Mayab, los registros de una sabiduría adquirida a lo largo de miles de años, y más tarde incluso, el genocidio de cientos de miles de mayas en Guatemala. Más tarde se les impidió que realizaran sus ceremonias en los lugares sagrados que construyeron sus antepasados, la negación de sus derechos a ser respetados como cualquier otro ciudadano, y ya como colofón, le perfidia a la hora de atribuirles un fin del mundo en el que nunca han creído.

Presidentes y ministros, gobernantes de toda clase y condición, expertos en turismo y empresarios, se frotan las manos con los millones de turistas que llegarán a sus correspondientes países, atraídos por el morbo de un fin del mundo, de algo extraño que pudiera suceder, de la grandiosidad del legado milenario de un extraño pueblo capaz de hacer profecías. Sí, son los mismos embaucadores de siempre, los que nunca movieron un dedo para sacar a los nativos mayas de su gran miseria, la misma que he visto con mis propios ojos sólo con recorrer la sagrada tierra de los mayas, los mismos que los han convertido en ciudadanos de segunda o tercera clase.

¿Quién se preocupó realmente en el pasado, incluso ahora, de beber de las fuentes de la sabiduría que proviene de la voz de los ancianos mayas? Sólo unos pocos, los que creímos en ellos desde siempre, a pesar de toda la campaña de desinformación que sella como una losa la pura esencia de un conocimiento que unió el corazón del cielo con el corazón de la tierra.

Más allá del tiempo y del espacio, la voz de los ancestros mayas nunca dejará de escucharse. Su eco se expande en el cambio de conciencia, que es la única y verdadera esencia de su profecía.

Los mayas y el comienzo del mundo


27-12-12. Después del solsticio de invierno del 21 de diciembre de 2012.
Durante el tiempo en el que medio planeta se dejó aterrorizar por el fin del mundo inexistente, la mitad del resto se dedicó a comprar kits de supervivencia, a armarse hasta los dientes o construir búnkers, la mitad del nuevo resto que quedaba se frotaba las manos haciendo su agosto con películas y libros sensacionalistas o enriqueciéndose con una promoción turística del apocalipsis, y la mitad de lo que al final quedó entre tanta barbarie e irracionalidad se alimentó a conciencia con todo ese miedo, sabiendo que así los seres humanos se vuelven vulnerables y por lo tanto manipulables, los mayas (el pueblo de la armonía y el amor, el que sabe estar unido al corazón del Cielo y al corazón de la Tierra, sobre el que vertieron la mezquindad y la mentira entre unos y otros) estuvieron todo el tiempo contemplando el vuelo de las mariposas, conscientes de que son un símbolo de la transformación de una oruga que se arrastra por los suelos en un ser tan bello que surca los cielos. Saben que eso también le pasará a esta Humanidad y sencillamente esperan el momento.

Mientras el mundo sufría, se estiraba los cabellos, se consumía contemplando especiales dedicados al fin del mundo del que sólo han participado en complicidad los malvados y los tontos, los mayas acariciaban con las manos sus estelas descubriendo el mensaje oculto que en su interior guardaron sus ancestros.

Al tiempo que el gobierno oscuro de este planeta manipulaba a sus anchas, ante una legión de incautos que se creen todo lo que se les cuenta, la fecha del 21 de diciembre de 2012 que se refleja en la estela 6 de Tortuguero, los mayas se conectaban con la luz del conocimiento, la de la belleza, la de la medida y el movimiento, y disfrutaban del paraíso interior al sentir esa vibración que sólo concede la Madre Tierra. Los que conocen el verdadero mensaje de los glifos recordaron al Señor de la Luz, pusieron sus corazones en el Gran Espíritu, honraron a los ancestros que legaron un conocimiento para acercarse, con los pies en el suelo, a las estrellas.

En pura sincronía, cuando unos denigraban al pueblo maya burlándose de él, deshonrando sus tradiciones, la grandiosidad de su ciencia antigua, su hermandad con olmecas y toltecas, y con todos los pueblos del antiguo Anáhuac, mostrando un injusto retrato de salvajes e ignorantes anunciadores de un fin del mundo en el que jamás han creído, ellos honraban la memoria de cada ser humano, incluso la de quienes intentaban ensuciar el honor que sólo a ellos les pertenece, pues lo guardan, inmaculado, en sus corazones inocentes, que no han dañado a nadie.

Cuando los fanáticos del mapamundi se quitaban la vida, se reunían para celebrar fiestas del vaticinio insulso de la catástrofe, descargaban su adrenalina entregándose al horror sin nombre, los mayas se recreaban en la paz de uno de sus mayores entretenimientos: el silencio.

Frente a los que pensaban en el fin de todos los calendarios, en un final trágico para una grandiosa humanidad, gozando a cada momento con la psicosis enfermiza de la destrucción, el holocausto y las siete plagas bíblicas al por mayor en cada uno de los continentes, los humildes mayas, los abuelos y abuelas, los aj menes, los que llevan el cielo en sus ojos y la tierra en sus manos, elevaban sus cantos de esperanza para ayudar a un mundo entero.

Hice bien durante toda una vida en apostar por los que aman la naturaleza, porque con ellos aprendí lo hermoso que es el susurro de Gaia, cómo es de cálida su caricia, cuán hermosa es su mirada cuando te contempla a través de una gacela, de un colibrí, de un delfín surcando las aguas, como los que buscamos la luz, no las tinieblas, que navegamos en el océano infinito de la conciencia.

Después de toda una vida de saber que todo terror es falso, una enfermedad que se alimenta de sí misma, como la pescadilla que se muerde la cola, tuve suficientes recursos y motivos para tener la absoluta seguridad de que el 21 de diciembre de 2012 sería uno de los días más hermosos de mi vida.

No saben los agoreros, los sectarios, los alucinados, que las leyes cósmicas funcionan a su antojo, inamovibles, desde que el mundo es mundo, y que cada uno crea la realidad tal como le parece, y que cuando sabes que todo es pura energía, y que la materia, siendo palpable, tan sólo es el burdo reflejo de una realidad absoluta de la que forma parte el conjunto de todas las realidades habidas y por haber, uno puede transformar para bien lo que encuentre a su paso, porque la alquimia verdadera está en su corazón y en sus ojos.

Ya lo decía alguien en tiempos pasados: “todo es según el color del cristal con el que se mira”. El cristal de los mayas es completamente transparente, sin color alguno, y mucho menos negro, así que todo lo que miran tiene el color de la luz pura que está más allá de los objetos. Guardan el tesoro de unas calaveras de cuarzo, pero ahora ya ni siquiera necesitan tan elevada tecnología del pasado para saber que están aquí para entregar su legado, una herencia de sabiduría que es lo único que les quedó después de que se les arrebatara casi todo. Pero nadie les pudo quitar su dignidad ni su sonrisa…

Ahora, los seres de luz que velan por el futuro de la Humanidad (aquellos de los que nada saben los profetas del fracaso, los de las profecías del todo a cien, los manipuladores de conciencia y vampiros de almas atemorizadas) despliegan todos sus recursos, siempre en silencio, sin estridencias, sin altavoces, para que aquellos que conocen el verdadero secreto de los tiempos venideros eleven su frecuencia y haciendo oídos sordos al infortunio se entreguen sin reservas a construir una nueva sociedad donde ya no cabe la estrategia del miedo, del daño a la naturaleza, de la depredación entre seres humanos, de los velos que impiden ver lo que está más allá de los cinco sentidos.

Nace una nueva Tierra, es el comienzo de un nuevo mundo, y el parto glorioso de la Madre Tierra no lo detendrá ni un millón de gritos de amenaza, ni el golpeteo enfurecido de las colas de los lagartos, porque los seres humanos están aprendiendo a descubrir el engaño colectivo del que han sido víctimas durante miles de años. Aspiran, cada uno a su medida, a ser libres, a recuperar la conciencia de esa eternidad que siempre les fue concedida.

La mentira tiene las patas cortas, dicen los ancianos de mi tierra, el engaño tiene los días contados, y todas las torres de la falsedad y de la injusticia, más tarde o más temprano, caen por su propio peso, porque son grandes moles construidas en lechos de arenas movedizas. Atribuir a la sabiduría del pueblo maya una falsa profecía ha sido el disparo de uno de sus últimos cartuchos en tan innoble cacería. El tiempo registrará con letras de fuego, el de la pasión que los hijos del futuro pongan en la verdad, la campaña de este fin del mundo como una de las mentiras más elaboradas y perversas de la historia de la Humanidad, una inmensa cortina de humo creada para impedir el acceso a las fuentes de la sabiduría ancestral que todavía no han sido contaminadas.

Sólo queda levantar la mirada, abrir los ojos y ser valientes para ver lo que nos depara el fruto sabroso y sencillo del futuro, pues es la cosecha prometida a tantos y tantos que han sembrado semillas de luz desde el comienzo del mundo.

No hay más fin del mundo que el de las viejas estructuras que sucumben por sí mismas, el de los ídolos que tienen los pies de barro. Todo lo demás, lo hermoso que ha creado el ser humano, nos pertenece a todos, como nuestra memoria colectiva, el recuerdo de lo que somos y lo que seremos siempre.

Es el triunfo del amor, frente a la adversidad, que sembramos aquellos que queremos ser sembradores de esperanza.

Creo en ese futuro prometedor, porque lo he visto germinando desde hace mucho tiempo en la árida tierra del pasado, porque lo observo cada día en el verdor oculto en la arcilla que se resquebraja. Sé que el milagro está agazapado de muchas formas, porque aquellos que lo buscan al final lo encuentran.

Yo lo encontré en muchas ocasiones, y sé que existe. También lo he visto en los ojos del pueblo maya, que lo saborea a la espera de compartirlo con los brazos abiertos con quien quiera recibirlo.

Una nueva era de la luz se abre camino, y este sendero lo podemos recorrer todos. Sé con certeza que nos lleva al Infinito…

____________________________________________
Es importante mantener una mente abierta, pero no tanto que se te caigan los sesos
TODO LO QUE VIENE A TI, ES EL REGRESO DE TODO LO QUE HA SALIDO DE TI.
IN LAK`ECH

http://montsereiki.wordpress.com/
http://reiki-bcn.es.tl/
https://www.facebook.com/groups/reikiareformacion/
http://reikicursosyterapias.foroactivo.com/index.htm

AREDHEL
Admin

Femenino
Cantidad de envíos : 12524
Edad : 59
Fecha de inscripción : 15/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: CRÓNICAS DE UN NUEVO CICLO..por José Antonio Iniesta.IMPRESCINDIBLE LEERLO Y LLEVARLO AL CORAZÓN!

Mensaje por energiadiamante el Miér Ene 09, 2013 11:18 am

@AREDHEL escribió:esta atribución de una profecía maya vinculada al fin del mundo,




En una pagina de fb del pueblo maya, dicen que ellos nunca dijeron que se fuera a terminar el mundo, que si, que se terminaba un ciclo

energiadiamante

Femenino
Cantidad de envíos : 2739
Fecha de inscripción : 27/11/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: CRÓNICAS DE UN NUEVO CICLO..por José Antonio Iniesta.IMPRESCINDIBLE LEERLO Y LLEVARLO AL CORAZÓN!

Mensaje por virgo el Miér Ene 09, 2013 4:38 pm

Muy interesante.
La cosa era meter miedo ¿Visteis la película "2012" ? la pusieron en tv después de que supuestamente el mundo hubiera acabado .Me pareció de lo mas absurda y rocambolesca y no la terminé de ver.
Un miedo que logró recaudar millones de euros en las taquillas.

virgo

Femenino
Cantidad de envíos : 2681
Fecha de inscripción : 15/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CRÓNICAS DE UN NUEVO CICLO..por José Antonio Iniesta.IMPRESCINDIBLE LEERLO Y LLEVARLO AL CORAZÓN!

Mensaje por Ricky33 el Miér Ene 09, 2013 9:47 pm

Lo increible es como pudieron construir algunos de sus templos sin tener apenas medios y muchos de sus conocimientos son muy adelantados a su tiempo.Otra rareza como las Pirámides de Egipto ó un origen no terrestre.

Ricky33

Masculino
Cantidad de envíos : 171
Fecha de inscripción : 09/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: CRÓNICAS DE UN NUEVO CICLO..por José Antonio Iniesta.IMPRESCINDIBLE LEERLO Y LLEVARLO AL CORAZÓN!

Mensaje por jesusreiki el Jue Ene 10, 2013 7:12 am

@Ricky33 escribió:Lo increible es como pudieron construir algunos de sus templos sin tener apenas medios y muchos de sus conocimientos son muy adelantados a su tiempo.Otra rareza como las Pirámides de Egipto ó un origen no terrestre.



Siempre he creido que antes de nuestra civilizacion hubo otra, tan preparada y evolucionada como la nuestra e incluso yo diría q alcanzarón conocimientos q hoy hemos perdido, y sin saber cuando, ni como , ni poruqe desaparecio, pq hoy en dia quedan en muchos sitios y lugares del mundo monumentos y ruinas q desafáin la tecnologia hoy, y buscamos a veces respuestas increibles, y las respuestas estan mas cerca de lo q creemos.

jesusreiki

Masculino
Cantidad de envíos : 1106
Fecha de inscripción : 11/12/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: CRÓNICAS DE UN NUEVO CICLO..por José Antonio Iniesta.IMPRESCINDIBLE LEERLO Y LLEVARLO AL CORAZÓN!

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:16 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.