Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de reikiare en tu sitio social bookmarking
Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario


Nuestro arco iris... el aura (3)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuestro arco iris... el aura (3)

Mensaje por galimatia el Miér Ago 10, 2011 11:44 pm

La parte posterior, de este chakra, hace referencia a la cantidad, la estructura y las modalidades de utilización de la energía que se dispone, especialmente la energía sexual.
La parte anterior es más receptiva y nos pone en contacto con las energías circundantes y está en relación con el amor sexual y con la capacidad de dar y recibir placer.
Mediante la parte anterior tomamos conciencia de nuestra presencia en el mundo, mientras que con la parte posterior estamos en relación con la acción.

Chakra Umbilical
EI tercer chakra (Manipura) rige sobre El estómago, el hígado, la vesícula biliar y el sistema nervioso. Esta aso¬ciado con el páncreas. Este chakra se localiza en el plexo solar y tiene coma función esencial administrar la energía psíquica.
Normalmente este centro ejerce un control sobre la noción del yo. En el plano psicológico, los elementos correspondientes a este chakra se desarrollan durante la infancia.
El primer chakra constituye nuestra estructura básica, mientras que el segundo se asocia con nuestras vivencias emocionales a través de la transmisión de esa energía básica.
Por su parte, el tercer chakra permite la organización y conclusión de este proceso. EI tercer chakra es el punto de la capacidad personal y la expresión de la creatividad mediante el uso equilibrado de esta capacidad.
Los trastornos del aura en este centro pueden denotar cualquier cosa, desde timidez y temor hasta un poderoso impulso de manifestar sentimientos de ira y rabia.
Este chakra está asociado con el color amarillo y se le relaciona con la sensibilidad, el reconocimiento de lo que hacemos y la dignidad.
La parte anterior de este chakra, esta relacionada con la noción del "yo" y ejerce un control sobre las emociones generadas por el chakra inferior que lo alimenta.
La parte posterior se relaciona con la voluntad de conservar ese “yo”.
La parte anterior se asocia con los modelos, signos y normas que nos sirven como punta de referencia, y la parte posterior se asocia a los actos y procedimientos destinados a mantener esa cohesión.

Chakra del corazón
El cuarta chakra (Anahata) controla el corazón, el sistema circulatorio y la sangre. Está relacionado con la glándula timo. Se encuentra en el centro del pecho, aproximada¬mente en el músculo del corazón y su función esencial es la transmitir la energía del cuarto plano.
Este centro es el guardián del acceso a los chakras supe¬riores. Aquí las energías que proceden de los chakras inferiores se transforman a base de vibraciones, de manera que puedan ascender. El poder de la transformación que aquí se utiliza, es la compasión y el amor. En el plano psicológico, los elementos correspondientes a este chakra se desarrollan especialmente en la adolescencia.
El tercer chakra corresponde a una construcción a partir de reglas, modelos, normas y representaciones del ser. Por lo que respecta al cuarto chakra, se corresponde con elementos generados por nosotros mismos y que se nutren con las relaciones afectivas, como los lazos de amor, la dependencia sentimental, el odio...
Los trastornos del chakra del corazón se pueden manifestar exteriormente como una personalidad fría.
Este tipo de personas carece de compasión y son inmorales, pudiendo llegar a ser muy destructivas para la sociedad.
Este chakra esta asociado con el color verde y se relaciona con el amor y la armonía.
La parte anterior de este chakra es receptiva y nos abre la energía del cuarto plano y sus vibraciones. La parte posterior se asocia a la administración de esas energías.
La parte anterior es receptiva y nos pone en contacto con las vivencias sentimentales: lazos de amor, depen-dencia afectiva, odio...
La parte posterior se asocia con el control de estas relaciones, con el poder que se puede extraer de ellas y con la forma de responder, también a ellas.

Chakra de la garganta
El quinto chakra (Vishudha) actúa sobre la laringe, los bronquios, los pulmones y el esófago. Está relacionado con las glándulas tiroides y paratiroides, las cuales regulan el metabolismo. Se localiza bajo la región de la garganta.
Aquí es donde recibe la energía nuestra capacidad para comunicarnos hacia el exterior, con los demás, y hacia el interior, con nosotros mismos.
Los cuatro primeros chakras corresponden a una cons¬trucción de nuestra personalidad y su relación con el mundo. Hasta aquí, hemos sido formados desde el exte¬rior a partir de nuestro entorno. Ahora se trata de construir alga personal, algo nuevo.
Es preciso intentarlo y conquistamos. En el plano psi¬cológico, los elementos correspondientes a este chakra se desarrollan especialmente en la edad adulta.
Este chakra se relaciona con los criterios vitales, los objetivos, los privilegios y las implicaciones.
Los trastornos del aura en la zona del quinto chakra pueden indicar alteraciones en el metabolismo, una obse-sión neurótica con un comportamiento carente de sentido, falta de autodisciplina e incapacidad para expresar los sentimientos propios.
Este chakra esta asociado con el color azul y se re¬laciona con la expresión creativa a través del sonido.
La parte anterior de este chakra esta relacionada con los criterios vitales, los objetivos, las implicaciones y las elecciones privilegiadas.
Representa la necesidad de autonomía.
La parte posterior se asocia a los aetas y métodos necesarios para mantener el rumbo firme sin sucumbir ante los problemas de la vida.
Representa los medios para obtener la autonomía.

Chakra frontal
El sexto chakra (Ajna) rige sobre el ojo izquierdo, las orejas, la nariz y los centros inferiores del cerebra. Está relacionado con la glándula pituitaria. Se localiza entre ambos ojos, en el centro del cerebro.
Este chakra permite vivir lo desconocida que hay en nuestro interior, encarnarlo.
En relación al chakra anterior su naturaleza es mas concreta. Controla las sensaciones, sentimientos y accio¬nes que no proceden de la parte consciente de nuestra persona. Con este chakra, lo insólito, lo infrecuente, el azar, la fe, los fenómenos parapsicológicos o los milagros habitan en nosotros noche y día.
Este chakra pone en funcionamiento lo que se conoce como Tercer Ojo, el cual se le considera el responsable de nuestra visión espiritual.
Al sexto chakra se le considera el centro de lo psíquico y lo mental. Este centro nos pone en contacto con nuestros mundos interiores y está relacionado con la manera que tenemos de aprender y controlar las informaciones extraídas de lo más profundo de nuestro ser.
Cuando se advierten trastornos en las capas áuricas que rodean a este chakra, la persona podría ser victima de alguna enfermedad psíquica o mental, o padecer trastor¬nos durante el sueño, confusión, alucinaciones, problemas de la visión o enfermedades hormonales.
Este chakra está asociado con el color índigo y se 1e relaciona con la visualización creativa y recoge las instruc¬ciones del yo superior.
La parte anterior es receptiva y es la que nos pone en contacto con lo psíquico y lo mental.
La parte posterior está asociada con la visión espiritual y el desarrollo del Tercer Ojo.

Chakra coronario
EI séptimo chakra (Sahasrara) rige sobre el ojo derecho y los centros superiores del cerebro. Esta relacionado con la glándula pineal. Se ubica en la parte superior de la cabeza, en la corona.
Es el primer centro que nos pone en contacto con las energías cósmicas que proceden de la Luz y el último centro por el que esta energía fluye tras haber sido proce¬sada y haber pasado por los chakras inferiores.
Este chakra nos habla de la multiplicidad y la comple¬jidad de la eternidad, de lo infinito y lo desconocido, de la ausencia del mas allá, de los valares y leyes personales, del auto-conocimiento trascendental, de la relatividad y del humor.
La tradición lo representa como un loto de mil pétalos, lo que para los hindúes es sinónimo de infinito.
El séptimo chakra tiene una gran importancia espiritual. Es fundamental para la evolución de nuestro Verdadero Ser.
Cuando este chakra se encuentra bloqueado, el flujo se interrumpe, la vida carece de sentido y se estanca, y viene la depresión.
Cualquier anomalía de este chakra debe ser tratado con la mayor seriedad, pues sin este flujo cósmico de la energía vital, el organismo que alberga a nuestro cuerpo espiritual morirá, y perderemos nuestras actuales posibili¬dades de evolucionar.
Este chakra esta asociado con el color violeta y se relaciona con la espiritualidad y la perfección, y nos pone en contacto con la inteligencia infinita.
Este chakra, al igual que el primero, sólo se despliega en una dirección. EI primero, en sentido descendente, nos pone en contacto con la tierra, y este, en sentido ascen¬dente, nos pone en comunicación con Él.
Todas las anomalías de las capas áuricas tienen remedio, para ello basta con que realicemos un esfuerzo positivo y que tengamos la voluntad de cambiar.

“¿No sería maravilloso que esos
torbellinos de color que son los chakras
nos dieran. Los tonos del arco iris?”

Los Colores del Aura
"Que tiene ese azul infinito, que la luz del hombre
puede habitarlo con tan solo abrir su alma? "
El aura y los chakras son dos maneras de expresar la presencia de las energías cromáticas, dentro del cuerpo y a su alrededor. EI numero de matices, tintes y tonos de un color es infinito, como lo son los diferentes aspectos mentales, emocionales, físicos y de la salud espiritual que aparecen en el aura en forma de colores.
Cada color básico tiene un matiz, y cada matiz tiene un significado diferente. Con gran frecuencia, una capa del aura presenta dos, tres y basta cuatro colores diferentes.
Algunos de estos colores aparecen superpuestos al color predominante de la capa áurica, y otros aparecen diseminados aquí y alía por todo el cuerpo áurico.
Es indispensable que el observador del aura, lleve anotado en un cuaderno los colores que aprecia en las distintas capas y también la opinión de la persona observada con respecta a dicha interpretación. De este modo, las definiciones de los colores que observamos estarán en armonía can nuestra percepción particular. Cada uno de nosotros debe construir su propia verdad a partir de experien¬cias personales. Decimos esto, porque esta demostrado que cada persona percibe el color de una manera ligera¬mente distinta a como lo hacen los demás.
También es importante considerar lo que hay detrás de cada persona. Una pared de color amarillo o un fondo roja, sin duda cambiara el modo en que percibimos el color áurico que se superpone a estos colores.
Para evitar esto se debe colocar un fondo oscuro para interpretar con mayor fidelidad los colores de las capas áuricas Lo ideal sería que la persona estuviera desnuda, pero esto sería pedir mucho a la mayoría de la gente.
Los colores que se aprecian en el aura son distintos a los colores del espectro con que estamos familiarizados, ya que los colores áuricos son traslucidos, transmiten la sensación de que están vivos y a veces tienen textura.
Existe cierta correlación entre los colores áuricas y los colores del espectro que el cerebro impone al observar el aura, lo que hace posible las interpretaciones, aun cuando los colores no sean los mismos.
EI aura se expresa en términos de vibración de color y para su estudio e interpretación nos basaremos en el hecho de que los pensamientos y sentimientos se congregan alrededor del cuerpo físico, en forma de finas ondas vibratorias a rayos de color.
Los rayos, y de hecho todos los fenómenos del uni¬verso, son manifestaciones de diferentes frecuencias de vibración.
El mundo de la naturaleza es considerada una sinfonía de color que expresa emanaciones de diversos rayos de luz, ya se trate de las delicadas tonos de una alborada o de los vividos matices del crepúsculo, de los tonos maravi¬llosos del arco iris o de la suave intensidad del sol de mediodía en verano.
La ciencia esotérica nos enseña que el Sol emite fuertes rayos vibratorios o longitudes de onda de luz, denomi¬nados los siete colores vibratorios principales, de los cuales brotan los siete tipos básicos de mentalidades y tempera¬mentos humanos.
En orden de grado, estos son:
• Violeta Fuerza espiritual
• Indigo Intuición
• Azul Inspiración
• Verde Energía
• Amarillo Sabiduría
• Anaranjado Salud
• Rojo Vida

Estos son los colores que componen el espectro, pera cada uno de estos rayos se divide en muchos matices.
Además de estos, la ciencia admite la existencia de muchos rayos invisibles para la vista física normal como, por ejemplo, el ultravioleta o el infrarrojo.
En términos del cosmos, el aura de los planetas del sistema solar se basa en la misma expresión de color, en cuanto a simbolismo, que la del aura humana. Marte emite un aura roja; Venus, verde, al igual que la Tierra; Júpiter, el planeta regio o afortunado, exhibe un aura violeta, mientras que Mercurio, vibra en Indigo.
Los siete colores poseen un significado interno u oculto que es de gran importancia en e: estudio del aura.
En el aura humana hay tonos de color básicos que revelan clases definidas de talento, hábitos y carácter, y hay un número infinito de tonos de color individuales.
Los antiguos egipcios fueron los primeros en formular la teoría de la correspondencia entre los colores y la triple constitución humana.
Un ser humano esta "hecho" de diferentes estratos de conciencia o pIanos de existencia y posee un vehículo separado para la expresión de cada uno de estos, o sea, los cuerpos físico, etéreo, astral, mental y espiritual.
Cada uno de estos cuerpos o modalidades de concien¬cia se encuentran relacionados de una peculiar manera con los colores primarios: rojo, amarillo y azul, que simbolizan el cuerpo material (físico-etéreo), el alma (astral-mental) y el espíritu (conciencia-espiritual), respectivamente.
De esta trinidad emanan los colores secundarios o complementarios: anaranjado, verde, Índigo y violeta.
Al mezclarse estos siete rayos principales con el negra y el blanco se obtienen todos los demás colores.

Rojo
Para empezar desde la base de la escala de colares, esta el rayo rojo, que esta considerado como el color fisco predominante. Es el primer color primario y en la sim¬bología antigua representa el cuerpo, la tierra y el infierno.
Se trata de un color de vibración inferior que repre¬senta el elemento animal, la experiencia de los sentidos, todas las casas físicas y el pensamiento materialista. El rojo es el símbolo de la vida, su presencia denota fortaleza y vitalidad. Las personas con abundante rojo en su aura tienen fuertes predisposiciones físicas, as! como una mente y una voluntad poderosa. Generalmente poseen una perspectiva materialista de la vida y suelen manifestar una naturaleza muy ardiente y amorosa.
El rojo denota las más profundas pasiones humanas: amor, valor, odio, rencor.
Los matices del rojo señalan cualidades diferentes. Los tonos oscuros intensos, manifiestan una tendencia al egoísmo, mientras que los nebulosos indican codicia y crueldad. Los rojos brillantes y claros son los mejores del grupo: revelan generosidad y ambición.
Cuando el color rojo predomina en el aura, denota una naturaleza fuerte y dominante, el tipo que solemos llamar "personalidad magnética", que se reconoce en pioneros y en dirigentes de empresas audaces.
Mientras mas oscuro es el matiz de rojo en el aura, menos favorables son los aspectos que presenta. EI car-mesí indica una propensión a la sensualidad, las pasiones y los deseos más bajos, mientras que un escarlata subido señala lujuria. Un carmesí intenso mezclado con negro revela que se trata de un individuo de naturaleza sensual baja, cuya mente se halla bajo el dominio de las pasiones animales.
En todas las auras rojizas hay una tendencia hacia la experiencia sensorial más que hacia la mental o la espiri-tual. Estos aspectos negativos se pueden observar en las naturalezas dominantes y ampulosas de ciertos

galimatia

Cantidad de envíos : 381
Fecha de inscripción : 03/06/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.