Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de reikiare en tu sitio social bookmarking
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


Las apariencias

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las apariencias

Mensaje por kullo el Dom Feb 13, 2011 12:46 am

Las apariencias engañan

Me levanté temprano y me sentía un poco deprimido, pues era mi cumpleaños y pense: "un año más viejo", pero decidi pasarlo lo mejor posible. Así que me dí un buen baño, me rasure, sabiendo que cuando bajara a tomar el desayuno, mi esposa me saludaría con un beso y diría feliz cumpleaños querido. Todo sonriente bajé a tomar mi desayuno, me senté y ahí estaba mi esposa leyendo el periódico como siempre. No dijo una sola palabra. Así que me servi una taza de café y me dije: "bueno, seguramente se le olvido. Los niños bajarán en unos minutos, todos alborotados y me cantarán las "mañanitas" y me daran un bonito regalo.

Así me quedé, disfrutando de mi café, y ... esperé. Finalmente, los niños bajaron corriendo y gritando: ... dame una rebanada de pan tostado, ya se me hizo tarde, donde esta mi abrigo,... me va a dejar el camión. Sintiendome más deprimido que nunca, me fuí a la oficina.

Cuando entré, mi secretaria me saludo con una sonrisa y me dijo: "Feliz cumpleaños jefe". "Le traere un poco de café". El que ella lo hubiera recordado me hizo sentir mejor.

Más tarde durante la mañana, mi secretaria tocó a la puerta de mi oficina y me dijo: ya que es su cumpleaños, porqué no comemos juntos. Pensando que me haría sentir mejor le dije "buena idea".

Así cerramos la oficina, y como es mi cumpleaños, dije, porqué no vamos un poco fuera de la ciudad y comemos en el campo para variar un poco en vez de ir al lugar de siempre. Así que nos fuimos un poco fuera de la ciudad a un sitio tranquilo, ordenamos un par de martinis y una buena comida. Ya cuando ibamos de regreso a la ciudad, mi secretaria me dijo: porqué no vamos un rato a mi casa y le preparo otro martini. Me pareció una buena idea, pasamos a su casa a charlar y beber un par de copas. Poco tiempo despues me dijo: si me disculpas un momento, creo que me pondré algo más comodo, y se fue a su recámara. A los seis minutos abrió la puerta de su recamara y salio trayendo un gran pastel de cumpleaños y atrás de ella venían mi esposa y todos mis hijos... y ahí estaba yo sentado sin nada puesto más que mis calcetines.



avatar
kullo

Cantidad de envíos : 901
Fecha de inscripción : 07/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.