Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de reikiare en tu sitio social bookmarking
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


CHACRAS Y TABACO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CHACRAS Y TABACO

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 07, 2010 1:03 am


Tabaco
En relación con sus efectos sobre los cuerpos sutiles, Danna y Andrew aseguran que produce efectos en varios chakras a la vez conectándolos entre sí en diferentes momentos y de una forma incontrolada, afectando fuertemente el chakra de la garganta y el chakra del corazón:



En el capítulo dedicado al tabaco, Danna y Andrew comienzan comentando que el fuego era reconocido por los antiguos habitantes de América como un transmutador y liberador del poder de ciertas sustancias. Consideraban que hacía las cosas más activas que pasivas y liberaba la esencia de las substancias. Por eso es que quemaban y fumaban una gran variedad de sustancias. Tenían diferentes mezclas fumables dependiendo de las necesidades del ritual y de la estación. Muchas de las variedades utilizadas se han extinguido o sus propiedades han sido olvidadas.

El tabaco era utilizado por sus propiedades para parar el pensamiento, enfocarse y centrarse en uno mismo, lo cual era una preparación previa para poder escuchar a los espíritus guías, a los espíritus de la naturaleza y a los seres que habitan en otras dimensiones o planos de conciencia. El tabaco servía como preparación, pero no abría las capacidades para escuchar a estos guías. Para ésto se añadían otros ingredientes.

El tabaco sólo constituía entre el 5 o máximo el 10% de la mezcla para fumar. Los antiguos habitantes creían que las plantas nativas de las distintas regiones estaban creadas por los espíritus de la naturaleza para satisfacer las necesidades específicas de las personas y animales nativos de cada área, por eso es que las diferentes tribus hacían uso de diferentes plantas, dependiendo de cuáles eran las que cracían en la localidad y del propósito de la ceremonia. Los chamanes eran quienes sabían cuáles usar en cada ocasión.

La salvia, de la cual hay por lo menos 20 distintas variedades, era considerada especialmente útil en los rituales de las mujeres. Otros ingredientes comunes eran lavanda, girasol, cortezas de distintos árboles y plantas secas y pulverizadas con propiedades psicoactivas.

Cada una de ellas era recogida con reverencia por los chamanes que sabían cuáles eran sus poderes, cuándo podían ser recolectardas y cómo secarlas al sol para que absorbiera sus propiedades energéticas. En los rituales de preparación, el tabaco y todas estas plantas eran alteradas, purificadas y elevadas de vibración con la ayuda de lasplegarias e invocaciones a los espíritus. Además, las piedras con las que tradicionalmente se manufacturaban las pipas eran en sí mismas transformadoras de la energía del tabaco y las demás plantas. Esto era parte del ritual y parte de lo que las hacía efectivas, ya que actúaban químicamente como liberadoras de las sustancias psicoactivas de ciertas plantas.

Otra parte importante de la sacralidad de fumar era que se realizaba en grupo, dentro de una ceremonia, para estrechar los lazos entre unos y otros. Esto se hacía para mezclar e integrar las energías al inhalar el mismo humo. Al término de una guerra tribal, pasar la pipa de la paz era una forma de cimentar la unión, de dejar ir las diferencias. No obstante:

Cuando los nativos americanos introdujeron el tabaco a los inmigrantes europeos, deliberadamente dejaron fuera la salvia y otros ingrdientes cruciales para alterar la conciencia. Por una parte, lo hicieron debido al principio espiritual de no dar a conocer sustancias alteradoras de la conciencia a los no despiertos espiritualmente. Los nativos americanos vieron rápidamente que, aunque los europeos habían superado la pobreza y eran técnicamente adultos, sufrían de un curioso y más bien trágico retardo espiritual. Los europeos no tenían visiones, no se podían comunicar con los espíritus de sus ancestros, y no sentían la divinidad de los cuatro elementos. No sólo carecían de estas habilidades perceptivas, de las cuales ocasionalmente algunos nativos americanos carecían, sino que además ridiculizaban arrogantemente a quienes podían percibir tales cosas. Claramente los europeos no estaban listos para los rituales en los que se fumaban estas plantas [...]

Una razón adicional de por qué los nativos americanos dieron a los europeos el tabaco sin las otras plantas era una especie de estrategia bioquímica de guerra, esperando debilitar a estos poderosos enemigos borrando partes de sus conciencias, para que no pudieran abrir la puerta a otras dimensiones a fin de conseguír claridad para resolver problemas. Muchos han señalado cómo los europeos indujeron a los nativos americanos a volverse adictos al alcohol, pero pocos han remarcado la forma más sutil pero más poderosa en que los nativos americanos hicieron adictos a sus captores. La adicción y la esclavitid son eventos gemelos en la historia, y difícilmente se encuentra uno sin el otro. El intercambio de vicios entre opresores y oprimidos es una constante. (4)

En relación con sus efectos sobre los cuerpos sutiles, Danna y Andrew aseguran que produce efectos en varios chakras a la vez conectándolos entre sí en diferentes momentos y de una forma incontrolada:
La naturaleza del humo es moverse libremente, construyendo puentes entre diferentes puntos en la estructura de la realidad. En el cuerpo, el tabaco crea puentes entre diferentes chakras, puentes que cambian y se mueven a diferentes tiempos. El chakra raíz está involucrado. Nota como puedes encender un cigarro en cualquier momento y en cualquier lugar, y sentirte como en casa contigo mismo por un momento.

El plexo solar también está involucrado. Piensen en todas esas salas de conferencia llenas de humo, con la gente usando la energía de su plexo solar para el proceso de trabajo. Obviamente el chakra de la garganta está involucrado, ya que la garganta es la entrada al cuerpo de esta sustancia, así es que hay un intento de abrirse a la comunicación. El tercer ojo es parte del puenteo, ya que los flashes intuitivos emergen desde la nube de humo del insconsciente. Aquellos que inhalan el humo de segunda mano, como los hijos de los fumadores fuertes, también experimentan estos cambios de consciencia rutinariamente, creciendo sin la clara noción de que estos cambios no son la manera usal de funcionar.

El tabaco permite que las energías de todos los chakras se interconecten. El de la raíz con el del entrecejo, el de la garganta con el de la raíz, el plexo solar con la raíz, constantemente turnándose y cambiando. [...] Todos tenemos una memoria racial de lo que significaba fumar en la antigüedad, sin ambargo, por mucho que fumemos ahora el tabaco solo, el resultado esperado seguirá faltando. La frustración de no alcanzar el cambio de estado de conciencia deseado, envenena el sistema. (19)

Además de esta memoria racial que nos impulsa a fumar esperando conseguir lo que ntiguamente nos ofrecía el tabaco mezclado con otras plantas psicoactivas dentro del contexto ritual adecuado, según los autores, hay otra causa que nos conduce al abuso del tabaco:

Los adictos al cigarro no saben cómo soñar; con esto queremos decir que la facultad de lograr que sus sueños trabajen para sí mismo ha sido perdida, olvidada o dañada. [...] Nosotros lidiamos con nuestros problemas del día a día a través del trabajo que realizamos en los sueños. Cualquiera que fume está teniendo problemas en el mundo del sueño. Inicialmente, fumar aumenta las percepciones diurnas lo que puede estimular el catálogo de imágenes en el mundo de los sueños. Pero si seguimos fumando, tal como el tabaco dismuye el sentido del gusto, también disminuye todos los sentidos. Uno sigue fumando más y más, pero lo que hay que hacer es trabajar con nuestros sueños. (19)

Para abandonar una adicción los autores recomiendan que a la par de asisitir a terapias psicológicas, ya sean personales o grupales, y de someterse a un tratamiento de desintoxicación física bajo supervisión médica, en caso de que ésto sea necesario, también es aconsejable practicar técnicas alternativas para revertir los daños causados por el abuso de las distintas sustancias en el campo energético humano.



Traducción del capítulo sobre el tabaco del libro de D. Cunningham y A. Ramer *
TABACO:
EL PUENTE ENTRE LOS CHAKRAS

¿Qué es el tabaco?

El tabaco es una planta de la familia de las solanáceas que incluye a las patatas blancas, los pimientos rojos, eggplant, los tomates, las petunias, la mandrágora y la belladona. El tabaco de los nativos norteamericanos y de la América tropical es una planta perenne de grandes hojas usualmente cultivado en ciclos anuales. Requiere un clima cálido con tierra rica y bien drenada. Después de ser cosechadas, las hojas son curadas, fermentadas y envejecidas para usarlas en cigarrillos, cigarros, rapé, pipas y tabaco para masticar.

El uso del tabaco se originó entre los nativos de América antes de Cristóbal Colón. Fue introducido a España y Portugal a mediados del siglo XVI y desde allí se extendió su cultivo hacia el lejano y cercano Oriente. La nicotina del tabaco es la responsable de sus efectos y se ha encontrado que es cancerígena, al igual que los alquitranes y el monóxido de carbono del humo del tabaco. La nicotina estimula todos los sistemas del cuerpo. Cuando el fumador de cigarrillos se abstiene de la nicotina, hay un periodo que dura varios meses en el que el sistema se vuelve lento a fin de auto repararse. El corazón y los pulmones resultan muy dañados cuando hay un hábito muy largo y pesado de fumar. Un fumador también puede tener una dependencia al azúcar, ya que se le añade azúcar a los cigarrillos manufacturados. Los cigarrillos manufacturados también contienen muchos otros químicos que afectan al cuerpo físico y energético de formas desconocidas y que necesitan ser removidos del sistema.

Fumar y los sueños

Los adictos al tabaco no saben cómo soñar, con esto queremos decir que han perdido, olvidado o dañado su facultad de hacer que sus sueños trabajen para ellos. Encender el fuego y la espiral del humo son metáforas para el proceso de soñar donde la imaginación ilumina nuestras experiencias vitales. Estas experiencias, a pesar de estar condensadas, son transformadas en el libre flujo de oleadas de sueño puro. Lidiamos con los problemas cotidianos a través del trabajo con sueños.

Cualquiera que fume está teniendo problemas en el mundo de los sueños. Inicialmente, fumar eleva las percepciones diurnas, lo cual puede estimular el catálogo de imágenes que se utilizan en el trabajo con los sueños. Pero ultimadamente, tal como el tabaco adormece el sentido del gusto, también adormece otros sentidos. Uno fuma más y más esperando recuperar ese impulso inicial de elevación de las percepciones. Pero ese impulso debe encontrarse en el trabajo con los sueños. Más adelante daremos sugerencias para fortalecer tu relación con los sueños, de forma que los puedas utilizar más concientemente. La marihuana también se relaciona con los sueños, pero como es una droga más fuerte, vamos a hablar de ella específicamente en un próximo capítulo.

Las funciones sagradas y los antiguos ritos de fumar

Los ancestros reconocían al fuego como un trasmutador y liberador del poder de ciertas sustancias. El fuego hace las cosas más yang, o sea, más activas que pasivas y libera la esencia de la sustancia. Por eso es que los ancestros quemaban o fumaban una variedad de cosas. El tabaco era una sola de ellas, un estimulante, pero también había depresores. Había plantas que se fumaban para afectar diferentes partes del cuerpo, sanándolas y equilibrándolas. Había diferentes cosas que se fumaban dependiendo de las diferentes temporadas y propósitos del año, dependiendo de las necesidades de la estación. El incienso también servía para una función similar, liberando cosas dentro de nosotros a través de sus aromas. Para aquellos que desean dejar de fumar, resulta de gran ayuda sumergirse en la maravillosa diversidad de inciensos disponibles hoy en día, experimentando a fin de ver cuáles resultan más favorables para ellos.

Actualmente hemos olvidado fumar una gran variedad de cosas y muchas de estas plantas se han extinguido o se han olvidado sus propiedades. Estamos enganchados en las propiedades estimulantes de la nicotina. Promete cortar el sobrecogedor número de estímulos y vibraciones con las que tenemos que lidiar hoy en día, como un borrador borra una pizarra. Nos pone en un estado de conciencia diferente, limpiando lo anterior. Esta es una necesidad legítima, pero al limpiar la pizarra, el tabaco sólo sirve para prepararte para hablar con los guías espirituales, los espíritus de la naturaleza y los seres de otros niveles de conciencia. Te prepara, pero no te abre para escuchar esa guía. Hoy en día, sin embargo, hay muy poco apoyo y mucho menos preparación para este tipo de guía; de hecho, la mayoría de nosotros huimos de ella.

Para obtener esa clase de guía, se añadían otros ingredientes. Generalmente el tabaco constituía sólo de un 5 a un 10% de la mezcla para fumar. Los espíritus de la naturaleza diseñan plantas nativas en diferentes partes del mundo para satisfacer las necesidades específicas de los animales y los seres humanos que habitan en esa área. Las diferentes tribus hacían uso de diferentes plantas, dependiendo de lo que crecía localmente y del motivo por el cual se realizaba determinada ceremonia. Los chamanes sabían qué plantas usar para las diferentes estaciones y tipos de ceremonia. La salvia, de la cual hay más de treinta variedades, era considerada especialmente útil en los rituales de las mujeres. Entre otros ingredientes comunes estaban la lavanda, sassafras, el enebro, la corteza de elderberry, el girasol, la hierba dulce, la corteza del sauce seco y otras plantas con propiedades capaces de alterar la conciencia.

Los fumadores no saben que esos otros ingredientes son necesarios y simplemente utilizan el tabaco para borrar la sobre estimulación de nuestro medio ambiente. Lo utilizan para tratar de centrarse y enfocarse, como una herramienta contra la fragmentación que existe en nuestras vidas actualmente. Y luego se frustran porque no funciona y fuman más y más para obtener los efectos deseados sin ningún éxito. La salvia y el tabaco son una combinación mucho más efectiva que el tabaco solo, ya que la salvia es lo que te lleva a otro estado de conciencia. Aún ahora, se utiliza la palabra sabio [sage en inglés] en recuerdo de los efectos de la salvia [también sage en inglés]. Simplemente al quemar salvia en una habitación, como lo hacen aún los nativos norteamericanos, ayuda mucho. Purifica el ambiente de la energía negativa que se absorbe en el trascurso de la vida cotidiana.

En los rituales de preparación, el tabaco y otras sustancias que utilizaban nuestros ancestros, eran trasformados, purificados y enaltecidos. Los chamanes y herboristas que conocían sus poderes y que sabían cuándo era su mejor momento, los recolectaban con reverencia. Este toque reverencial ocasionaba algo que hoy en día está ausente de la recolección mecánica de los campos irreverentemente sembrados por los trabajadores. Estas sustancias solían secarse al sol, que es una muy alta forma de luz, mientras que ahora el tabaco se seca en deshidratadoras. Al inicio de las ceremonias se utilizaban oraciones e invocaciones a los espíritus. Hoy en día no invocamos nada, cuando mucho decimos “Oh, Dios mío, ¿cómo puedo salir de esto?” Ninguno de estos ingredientes humanos está presente en los cigarrillos de hoy en día, sólo tabaco procesado químicamente al que se le añade azúcar. De forma que fumamos más y más, y obtenemos menos y menos de aquello que inconscientemente estamos buscando.

Las mismas piedras con las que tradicionalmente se hacían las pipas eran en sí mismas trasmutadoras de la energía del tabaco y otras sustancias que se fumaban, lo cual era parte del ritual y parte de lo que las hacía efectivas. Actuaban como crisol para liberar la esencia de la planta. Los coleccionistas de pipas que las convierten en fetiches recuerdan débilmente estos hechos. En diferentes partes del planeta se quemaban diferentes plantas y se usaban diferentes piedras para las pipas. En un área puede haberse usado meerschaum, en otra pedernal, y marfil en todos lados. En el libro de Black Elk, The sacred pipe [La pipa sagrada], se describen los ritos de fumar que tenían los siux. (Penguin Metaphysical Library, 1917, N.Y).

Las piedras de una región actuaban sobre las plantas nativas para satisfacer las necesidades de los habitantes nativos. Los orientales usaban jade y alabastro como contenedores del incienso, no sólo porque tales contenedores eran bellos, sino porque trabajaban sobre las sustancias que quemaban sobre ellos. Los nativos norteamericanos tradicionalmente usaban abalone shells para quemar la salvia. Si quemas salvia además de incienso o tabaco, harías bien en imitar a nuestros ancestros espirituales quemándolos en contenedores de piedra.

Otra parte perdida de la santidad del fumar es que la mayoría de las veces se hacía en grupo, dentro de una ceremonia para unir a unos con otros. Los nativos norteamericanos que utilizaban el tabaco, continuaron haciéndolo hasta que sus culturas estuvieron tan fragmentadas por las nuestras que perdieron estos ritos, excepto unos pocos que preservaron la sabiduría. Fumar en grupo, dentro de una ceremonia, era una forma de mezclar y unir las energías de unos con otros, inhalando todos el mismo humo. Al final de una guerra tribal, el pasar la pipa de la paz era una forma de cimentar la unión dejando ir las diferencias. La unión fundamental de la raza roja estaba sostenida por el hecho de que todas las tribus, amigas o enemigas, fumaban pipas rituales hechas de las misma piedra roja que se encontraba en un único lugar de Minessota.

Hoy en día tratamos de adquirir el mismo efecto de unión grupal fumando solitariamente. Estamos confundidos porque no se nos pasa la sensación de aislamiento y alineación. Los políticos en salones llenos de humo aún tienen sus propios rituales. Aún fuman juntos, pasando las cajetillas de cigarros o cigarrillos tratando de hacer la paz entre las facciones en lucha por el conflicto de intereses.

La factura del hombre Marlboro

Puedes haber notado que, con una notable excepción, muchos de los anuncios comerciales de cigarrillos parecen estar enfocados hacia el macho, como las imágenes del salvaje Oeste donde fumar es una cosa propia de hombres. Incluso Virginia Slims, los cigarrillos que pretenden hacer ver a las mujeres cuán lejos han llegado, recrean la forma en que las mujeres que fumaban en el pasado eran consideradas poco femeninas y eran alienadas. ¿Cómo surgió esta ecuación de la civilización occidental de fumar con la masculinidad? Aprendimos a fumar de los nativos norteamericanos, lo cual, como veremos, tiene una gran variedad de consecuencias.

Lo que el hombre “carapálida” vio, en lo que vagamente pueden ser llamados “asuntos diplomáticos” con los nativos norteamericanos, fue el ritual masculino de fumar. Los europeos no pudieron tratar cuestiones tan privadas y personales sobre si las mujeres fumaban, qué fumaban y cuándo fumaban. Las mujeres tenían sus propios rituales grupales, sus propios elementos para alterar la conciencia y sus ocasiones especiales para hacerlo, pero los europeos no vieron esto. De forma que esta misteriosa droga, el tabaco, fue vista como una prerrogativa masculina y, dudosamente, como una parte importante de lo que hacía que los nativos norteamericanos fueran tan fieros. El pasar un cigarrillo por primera vez de padre a hijo es una interpretación de tales rituales, lo mismo ocurre en los grupos masculinos, donde constituye un simbolismo fálico débilmente disfrazado.

Los sueños húmedos y las visiones diurnas

Los jóvenes parecen igualar el fumar con el ser grande. Hay una tremenda presión social para fumar como una forma de verte bien y formar parte del grupo. Esto es así porque los jóvenes comparten una memoria racial de que mucho tiempo atrás, la primera reunión con la tribu para fumar ritualmente era uno de los ritos de pasaje. Los adolescentes siempre han querido pertenecer y los adolescentes actuales recuerdan débilmente que fumar de alguna forma era parte de los ritos de pertenencia, pero confunden el acto simbólico de fumar con tomar verdaderamente su lugar dentro de la tribu. La adolescencia no se prolongaba más allá de los 15 ó 16 años, cuando los jóvenes pasaban a formar parte de los miembros adultos de la sociedad y estaban equipados para llevar a cabo las tareas de los adultos. Quien fumaba ERA grande y estaba listo para formar parte del grupo.

En aquella época, la iniciación sexual y espiritual procedía mano con mano. Los cambios fisiológicos y hormonales de la pubertad tenían lugar junto con la apertura hacia otros niveles de conciencia. Los sueños húmedos y las visiones diurnas se desarrollaban casi al mismo tiempo. Cuando los jóvenes comenzaban a tener alguna conciencia de otras dimensiones eran iniciados en los rituales donde se fumaba, rituales que abrían aún más la conciencia. Los jóvenes de hoy en día recuerdan débilmente que fumar era de alguna manera un rito de pasaje hacia la adultez. Sin embargo, si comienzas a fumar y aún no te sientes adulto y no asumes las responsabilidades adultas, el fumar no tiene significado. Puedes fumar más y más, conforme progresa la adicción y aún así sentirte vacío y carente de propósito.

La forma en que la raza roja dio el tabaco a los europeos

Cuando los nativos norteamericanos introdujeron el tabaco a los inmigrantes europeos, deliberadamente dejaron fuera la salvia y otros ingredientes capaces de alterar la conciencia. Por una parte, lo hicieron debido al principio espiritual de no dar a conocer sustancias capaces de alterar la conciencia a los no despiertos espiritualmente. Los nativos americanos vieron rápidamente que, aunque los europeos habían superado la pobreza y eran técnicamente adultos, sufrían de un curioso y más bien trágico retardo espiritual. Los europeos no tenían visiones, no se podían comunicar con los espíritus de sus ancestros, y no sentían la divinidad de los cuatro elementos. No sólo carecían de estas habilidades perceptivas, de las cuales ocasionalmente algunos nativos americanos carecían, sino que además ridiculizaban arrogantemente a quienes podían percibir tales cosas. Claramente los europeos no estaban listos para los rituales en los que se fumaban estas plantas, excepto quizá en un nivel de melodrama, similar a los rituales de las iglesias europeas que habían devenido en ceremonias vacías.
Una razón adicional por la cual los nativos americanos dieron a los europeos el tabaco sin las otras plantas era una especie de estrategia bioquímica de guerra, esperando debilitar a estos poderosos enemigos borrando partes de sus conciencias, para que no pudieran abrir la puerta a otras dimensiones a fin de conseguir claridad para resolver problemas. Muchos han señalado cómo los europeos indujeron a los nativos americanos a volverse adictos al alcohol, pero pocos han remarcado la forma más sutil pero más poderosa en que los nativos americanos hicieron adictos a sus captores. La adicción y la esclavitud son eventos gemelos en la historia y difícilmente se encuentra uno sin el otro. El intercambio de vicios entre opresores y oprimidos es una constante.

Parte de la historia de los nativos norteamericanos incluye salvajes guerras entre las tribus. Muchos de los europeos que llegaron a América y perpetraron su brutalidad contra los nativos norteamericanos en realidad eran reencarnaciones de revanchistas enemigos tribales. Vengativos incluso después de la muerte, regresaron como un agresor más poderoso, equipado con armas y dispuesto a cobrar la destrucción de sus propias tribus que otros llevaron a cabo durante las guerras intertribales. El karma se equilibra a final de cuentas. Aquellos que aplastaron a la raza roja, también pagarán.

Parte de los conflictos intergeneracionales entre padres e hijos durante la década de los 1960s tuvieron lugar porque muchos de los jóvenes de esa época, especialmente aquellos que se sintieron atraídos por las sustancias que alteran la mente, eran nativos norteamericanos en sus reencarnaciones más recientes. Ellos recordaban la explotación por la cual los blancos norteamericanos ocuparon sus territorios y deseaban profundamente cambiar nuestras conciencias. Habiendo sido tan profundamente afectados pro la violencia y habiendo aprendido la lección de que siempre habrá alguien con armas más grandes y más poderosas, ellos deseaban cambiar nuestras conciencias de una forma no violenta. Había pocos cuerpos de nativos norteamericanos en los cuales encarnar, debido al genocidio de la raza, de manera que la gente en este periodo encarnacional fue atraída hacia los cuerpos de los descendientes de aquellos colonos europeos.

Aquellos que se sienten atraídos hacia el estudio de la sabiduría y las técnicas de sanación de las culturas de los nativos norteamericanos muy probablemente han tenido vidas entre los nativos norteamericanos y una de sus tareas vitales es la preservación de esta sabiduría. Muchos de los fumadores de tabaco más adictos, al igual que los usuarios de marihuana, también son antiguos nativos norteamericanos buscando la vía de acceso a su sabiduría perdida y una de las formas de dejar de fumar, puede ser precisamente el estudio de esas enseñanzas.

Los efectos del tabaco en los chakras

La naturaleza del humo es moverse libremente, construyendo puentes entre diferentes puntos en la estructura de la realidad. En el cuerpo, el tabaco crea puentes entre diferentes chakras, puentes que cambian y se mueven a diferentes tiempos. El chakra raíz está involucrado. Nota como puedes encender un cigarro en cualquier momento y en cualquier lugar y sentirte como en casa contigo mismo por un momento.

El plexo solar también está involucrado. Piensa en todas esas salas de conferencia llenas de humo, con la gente usando la energía de su plexo solar para el proceso de trabajo. Obviamente el chakra de la garganta está involucrado, ya que la garganta es la entrada al cuerpo de esta sustancia, así es que hay un intento de abrirse a la comunicación. El tercer ojo es parte del puenteo, ya que los flashes intuitivos emergen desde la nube de humo del inconsciente. Aquellos que inhalan el humo de segunda mano, como los hijos de los fumadores fuertes, también experimentan estos cambios de conciencia rutinariamente, creciendo sin la clara noción de que estos cambios no son la manera usual de funcionar.

El tabaco permite que las energías de todos los chakras se interconecten. El de la raíz con el del entrecejo, el de la garganta con el de la raíz, el plexo solar con la raíz, constantemente turnándose y cambiando. Las personas que usan el tabaco para estimular un solo chakra se sentirán desilusionados, sin embargo al sentir ocasionalmente que este chakra es afectado, terminan fumando más, sólo para sufrir pérdidas continúas cuando el tabaco cambia el puente afectando otros chakras. Cuando te sientes alienado en tu trabajo, un cigarro profundizará la conexión de tu chakra raíz, pero en cualquier momento puede llevarte hacia la conciencia del tercer ojo. Cuando necesitas comunicarte mejor, enciendes un cigarrillo, sin embargo puedes encontrarte en un modo de expresión propio del plexo solar, actuando egoístamente y con presión hacia tu jefe, siendo que lo que querías era comunicarte con él. Mucho mejor que mantener tus chakras danzando es hacer el ejercicio del capítulo uno dedicado a construir puentes entre los chakras. Especialmente si todavía fumas, utiliza este ejercicio hasta que puedas construir el puente en un instante y hazlo cuando te sientas tentado a fumar.

Los cambios en la popularidad del tabaco

Estamos inmersos en una nube de humo, hemos aspirado vanamente durante los pasados sesenta a ochenta años. Actualmente hay un gran movimiento cuya tendencia es prohibir el tabaco en los espacios públicos y hay tanta presión para que la gente deje de fumar, como la hubo antes para que lo hiciera. Incluso está surgiendo cierta clase de prejuicio contra la gente que fuma. El Centro para el Control de las Enfermedades de los Estados Unidos reporta una caída del cinco por ciento en el número de fumadores en sólo un año, entre 1986 y 1987. No es por casualidad que los cirujanos generales hayan impreso advertencias acerca del daño físico que produce el tabaco. Nos estamos encaminando hacia una era anti-tabaco quizá tan pronunciada como la era de la instancia prohibicionista del alcohol.

El cambio está viniendo porque el uso colectivo del tabaco ya ha producido los cambios para los cuales se necesitaba el tabaco, tanto para los fumadores activos como para los pasivos que “solamente” inhalan el humo de segunda mano que contamina el ambiente. Ahora necesitamos un equilibrio y la fascinación por fumar está en retirada. La fascinación era en realidad producto del inconsciente colectivo atraído por los efectos del tabaco en el campo energético, construyendo puentes entre los chakras. Tal elevación y caída de popularidad de varias drogas adictivas señala la decisión colectiva de una cultura de usar/abusar/aprovechar los efectos de esa droga en particular sobre los diferentes cuerpos y sobre la cultura como un todo. Por eso es que las adicciones vienen y van. El tabaco ya vio sus mejores días y ahora está cerca de convertirse en obsoleto. Quizá con el paso del tiempo vuelva a su utilización ritual original o quizá se convierta en una de esas plantas olvidadas o extintas.

¿Por qué fumar tabaco ocasiona cáncer?

No a todos los que fuman les da cáncer, pero casi todos los que fuman en la actualidad están preocupados acerca del cáncer u ocupados negando que estén preocupados al respecto. Sin embargo, es cierto que los químicos en el tabaco actual crean irritación en los sistemas del cuerpo y que el humo irrita los pulmones, contribuyendo al cáncer en el cuerpo físico. No obstante, el nivel metafísico es la génesis real de cualquier enfermedad, los disturbios se ocasionan en este nivel mucho antes de que ocurran cambios en el nivel físico. Más importa todavía es el enfado que provoca en las personas el hecho de que el tabaco no cumpla sus expectativas. Todos tenemos una memoria racial de lo que significaba fumar y no importa cuánto fume el fumador, el resultado final sigue faltando. La frustración de no acceder a ese estado de conciencia, de no conseguir lo que se necesita, envenena el sistema.

Sanando los efectos del tabaco o de los humos industriales

El cuerpo almacena durante años recuerdos de las cosas que le has hecho. Al fumar, por ejemplo, los vasos sanguíneos y los pulmones pueden quedar tensos por el recuerdo de haber tenido que evitar esos venenos químicos. También puede haber un residuo en los pulmones. Esto también puede ocurrirles a aquellos que respiran químicos venenosos en su ambiente de trabajo. Hay dos formas de limpiarlos, física y mentalmente, y ambas son esenciales.

Para la limpieza física, siéntate tranquilo e inhala forzando a tu estómago y a tu pecho a que se expandan lo máximo posible. Después exhala lentamente, forzando al pecho y al estómago a que se contraigan hasta su límite. Has esto por lo menos durante un minuto. Esto es para cambiar la conciencia de los pulmones para que sepan que ya no están entrando los químicos perjudiciales y que pueden relajarse. Los pulmones tienen un deseo casi sexual de abrirse y de tomar tanto aire como les sea posible. Cuando lo que entra es humo, se resisten contrayéndose para evitarlo. Y debido a este recuerdo después se quedan contraídos por miedo, incluso después de que hayas dejado de fumar, no importa hace cuánto tiempo.

La otra sanación requerida es mental, utilizando la visualización. Imagina que cuando inhalas, estás permitiendo que entre un suave vapor azul sanador que reconforta tus pulmones. Cuando exhales, imagina que el vapor azul está empujando hacia fuera la suciedad y los residuos. También para este ejercicio es suficiente con un minuto diario al día durante algún tiempo. Lo que hace es estimular las partes inconscientes del cerebro para que se pongan a trabajar en la sanación de tus pulmones.

Diagrama transformador para el tabaco

En cada capítulo vamos a reproducir un diagrama que es como un mandala para quienes abusan de una determinada sustancia. Los hábitos, como las adicciones están impresos dentro de nuestros circuitos cerebrales de la misma manera en que se programan los circuitos de una computadora. Para interrumpir un hábito, necesitas borrar y reprogramar el circuito. El propósito de estos diagramas consiste en reprogramar los circuitos cerebrales que perpetúan el hábito y en el caso de las adicciones, logran alcanzar algo de lo que lo que el adicto pretende alcanzar a través de la sustancia. Este es el diagrama para los fumadores.

Utilízalo varias veces al día, especialmente al levantarte y antes de ir a dormir para que te ayude con los cambios en los sueños que el tabaco intenta, pero no logra alcanzar. Haz que tus ojos vayan de las líneas hacia el punto cinco veces sin parar. Puede resultarte útil fotocopiar este diagrama, llevarlo contigo y mirar la copia cuando sientas la urgencia de fumar un cigarrillo. Si estás más orientado hacia el movimiento y el tacto que hacia la visión, te servirá dibujar las líneas, en el aire o en un papel, cada vez que lo uses.



El uso adecuado del tabaco

Los nativos norteamericanos estaban intensamente conscientes del uso correcto del tabaco. Era visto como un regalo sagrado del mundo del espíritu, y fumarlo ritualmente, el hecho de pasar la pipa de un miembro a otro del grupo, era una forma de comunión sagrada. Inducía sentimientos de paz y de plenitud y un equilibrio entre la conciencia individual y la conciencia grupal entre aquellos que lo compartían. La frecuencia correcta de uso del tabaco es de una vez por semana y la hora correcta para utilizarlo es al atardecer. Puede utilizarse en los viernes por la tarde, como una demarcación focal entre el trabajo o el estudio regular de la semana y un tiempo diferente, más tranquilo, más centrado hacia el interior, que es el fin de semana.

El tabaco comercial está procesado y se le añade azúcar. Sugerimos que compres tabaco suelto de la variedad más pura posible, libre de azúcar y que líes tus propios cigarrillos o compres una pipa especial para fumarlo. Los chamanes nativos de Norteamérica dicen que Bull Durham es la mezcla comercial más pura. Es mejor llevar a cabo este ritual en un grupo informal, reunidos en un pequeño círculo.
Cerrad vuestros ojos y visualizad un anillo de luz blanca rodeando al grupo. Sentid que conforme inhaláis profundamente estáis creando una entrada hacia un tiempo-espacio diferente. Prepárate para que tu fin de semana sea una suerte de paraíso emocional o un retiro del mundo. Pasar el cigarro o la pipa después de inhalar suavemente y compartirla es una forma de abrirte a estos otros niveles de ser y estar. El tabaco es una herramienta de poder que te abre a ello. De la misma manera, con un solo amigo o a solas, al crear un círculo de luz a tu alrededor y encender el tabaco, puedes usar correctamente esta herramienta de poder para cambiar. Una vez por semana, con unas pocas fumadas, entras sutilmente al cambio.

Hay algo en el fuego, algo en la hierba ardiendo que abre sentimientos propios del corazón. Fuego, humo y aroma son los tres elementos que conforman la llave a la puerta de la relajación y la paz fuera del tiempo. Aquellos que no queréis que el tabaco entre en vuestros sistemas, podéis llevar a cabo el mismo ritual quemando hierbas, especias o incienso y pasándolo en círculo. Quemar tabaco puede ser el estado intermedio entre fumarlo una vez por semana y el último paso de quemar incienso simplemente.

EJERCICIO: La locomotora luminosa, una herramienta onírica

Este ejercicio es para cualquier persona adicta al tabaco o para cualquiera que tenga problemas para recordar sus sueños y que quiera trabajar con ellos Los fumadores pueden hacerlo siempre que sientan la necesidad de fumar. También pueden hacerlo antes de dormir todos aquellos que quieran estar más concientes durante sus sueños. Es aconsejable tener lápiz y papel cerca de tu cama para que puedas escribir tus sueños por la mañana. Permítete hacer esto cómodamente durante dos semanas antes de notar cualquier cambio en tus sueños.

Estos son los pasos:

Sitúate en la burbuja de luz blanca.

Siente tu burbuja rodeada de remolinos de la más bella y brillante luz azul-verde. Cambian de lo más oscuro a lo más luminoso, de índigo a agua, de esmeralda a turquesa o hacia cualquier tono al que te sientas particularmente sintonizado.

Comienza a sentir la nube de luz de sueño en tu burbuja, trayendo consigo calma y un cambio en tu estado mental.

Ahora la luz está entrando a tu cuerpo. Conforme se derrama por tu piel, sientes que tu cuerpo está cambiando. Ya no es tu cuerpo físico lo que estás sintiendo, sino tu cuerpo de luz, tu cuerpo de los sueños. Con este cuerpo de los sueños puedes sumergirte, flotar, volar o nadar en el aire. Eres más ligero que el aire. Puedes atravesar las paredes, a través del espacio o del tiempo. No tienes peso ni estás en ningún tiempo concreto.

Si estás en la cama, permanece en este estado hasta que te quedes dormido. Al moverte hacia los sueños en este estado, con tu mente ya alterada, cambias los patrones de sueño que has construido durante años. Conforme estés más conciente del estado de sueño mientras estés despierto, entonces cuando duermas también estarás más alerta sobre la parte conciente de tu vida y serás capaz de utilizar tus sueños más concientemente para resolver problemas.

Técnicas para mejorar el recuerdo de los sueños

Los sueños son la arena principal para volver a entrar en contacto con nuestras visiones y trabajar para expresarlas. También sirven para otras funciones, por ejemplo, para decidir qué tenemos qué hacer para resolver nuestros problemas y ofrecer una salida segura para nuestras emociones. Al estar en un estado de conciencia más profundo cuando dormimos, también estamos más abiertos a las experiencias psíquicas y a los mensajes de nuestro Ser Esencial. Muchas adicciones, especialmente al tabaco y a la marihuana, tienen que ver con nuestras dificultades para usar el espacio de los sueños.

Si comienzas ahora a poner atención a tus sueños, comenzarás a sanar tu adicción y también tendrás una experiencia más rica del material de este libro y de la forma en que se aplica a tu personalidad, ya que tu propia capacidad de visión será estimulada. En la sección dedicada a la bibliografía que se encuentra en el apéndice encontrarás una lista de libros acerca de los sueños. Sin embargo, aquí abajo te presentamos algunas técnicas que varias personas han encontrado útiles para mejorar su habilidad de recordar los sueños.

Una firme intención de recordar y comprender tus sueños es la clave para recordarlos. Cada noche antes de dormirte, repite esta intención. Si tienes problemas específicos en tu vida despierto para los cuales necesites inspiración, también pide ayuda para esto.

Mantén hojas blancas o un cuaderno junto a tu cama y no salgas de ella cuando despiertes. Pasa unos momentos en calma buscando recuerdos de tus sueños. Escríbelos y mira qué significado adquieres de ellos. No te preocupes si son raros y parecen difíciles de entender al principio. Entre más trabajes con ellos, más claros se volverán.

Si no puedes comenzar a recordar tus sueños enseguida, no te desanimes. Continúa afirmando tu intención de recordarlos y trabajar con ellos

Leer libros acerca de la interpretación de los sueños aumentará tu confianza y capacidad en esta área. Cualquiera puede hacerlo. Los niños de las “primitivas” culturas de las tribus del Pacífico Sur lo hacen desde que tienen cinco años, así es que en realidad no es muy difícil.

Esencias y piedras que te ayudan a trabajar con tus sueños

También hay esencias y piedras que te ayudarán a trabajar con tus sueños. De acuerdo con Katrina Raphaell, todos los tonos del jade son buenos para ayudar a recordar los sueños. Incluso puedes usar uno para dormir o puedes pegarte uno con cinta adhesiva a la altura del tercer ojo o mantener cerca de tu cama un objeto de jade. Las esencias en general, trabajan para resolver problemas durante el estado de sueño si te las tomas justo antes de irte a la cama. Sin embargo hay algunas que trabajan específicamente con los sueños. CALIFORNIA POPPY se relaciona con el despertar psíquico y creativo y a la información de vidas pasadas, pero muchos de sus beneficios se alcanzan durante los sueños. CHAPARRAL estimula la limpieza emocional durante el sueño. ST. JOHN’S WORT ayuda con los problemas durante el estado de sueño y mejora el contacto con el Poder más Elevado.

Aunque no hemos trabajado con las siguientes esencias, Garuad las recomienda en su libro, Flower Essences and Vibrational Healing [Esencias Florales y Sanación Vibracional]. Él dice que CELANDINE produce sueños lúcidos e incrementa la receptividad a las instrucciones de nuestros guías espirituales; que HARVEST BRODIAEA trabaja sobre el chakra corona y activa la glándula pituitaria, incrementando por lo tanto la conciencia en el estado de sueño y que YERBA SANTA abre la puerta a la información proveniente del ser superior que ayuda a resolver asuntos emocionales.

Piedras que ayudan con el tabaco

Hablamos antes de las piedras y de su capacidad de transmutar el tabaco y otras hierbas fumadas cuando nos referimos a las pipas y otros contenedores de sustancias para quemar. Quizá quieras investigar algunas piedras utilizadas para quemar tabaco y descubrir su significado y su uso antes de seleccionar alguna para usarla en tu ritual semanal de tabaco. Un quemador de incienso hecho de jade o puede ser una excelente elección para quemar tabaco o algunas otras hierbas y especias. Si no has sido capaz de dejar de fumar tabaco aún, quizá quieras usar una pipa en lugar de cigarrillos.

Esta es una herramienta de cristales para iniciar los mismos cambios de conciencia que crea el tabaco. Necesitas una pieza pequeña de cuarzo ahumado, del tamaño de una nuez, y una pieza de fluorita azul, del tamaño de una canica. Sostén el cuarzo ahumado en tu palma derecha y la flourita en la izquierda. Permite que sus energías te recorran y entonen tus dos hemisferios cerebrales. Haz esto cuando sientas ganas de fumar. Inhala profundamente la energía de las piedras a través de tus palmas. Aguanta la energía en tu pecho y siente su poder antes de exhalar.

Esencias que ayudan con el tabaco

Nuestros guías dicen que las esencias florales son herramientas especialmente importantes para las personas que fuman varias sustancias, como en el caso del tabaco, la marihuana y el hachís. Con la contaminación inhalamos mucho más negatividad dentro de nuestros pulmones y cuerpos. Las plantas que sería tóxico fumar, son seguras en forma de esencias y no son adictivas. Además todas las plantas útiles no están disponibles en todos lados todo el tiempo, mientras que las esencias sí pueden estarlo. Las esencias comparten las vibraciones y energías de las plantas de una forma mucho menos física; trabajan en niveles más sutiles y más poderosos que las cosas que podemos fumar. Llegará un tiempo en el que el vehículo humano cambiará tanto que incluso ya no serán necesarias ni las esencias. Simplemente nos sintonizaremos con las vibraciones de la planta, meditando en ella y contactando directamente con los espíritus de la naturaleza. Pero ese tiempo se encuentra en el futuro y las esencias están aquí ahora.

Las esencias particularmente relacionadas con el tabaco y su función son las siguientes. El TOBACCO mismo ha sido introducido recientemente como esencia, pero aún no tenemos noticias acerca de sus efectos. SAGE también está disponible como esencia y se dice que ayuda a estimular estados superiores de conciencia alineando los cuerpos mental y espiritual. MALLOW ayuda durante la pubertad y las crisis de adolescencia. QUAKING GRASS para los egos heridos dentro de un grupo, para producir una conciencia de grupo. SWEET PEA también es útil para los adolescentes en las etapas de rebelión o para otros que fallan en integrarse a la sociedad. Cuando está involucrado el plexo solar, SUN FLOWER es excelente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CHACRAS Y TABACO

Mensaje por powermetal el Mar Ago 10, 2010 9:52 am

Pedazo de Post!!
Pero muy bueno
Gracias Luna!!
avatar
powermetal

Masculino
Cantidad de envíos : 562
Edad : 36
Fecha de inscripción : 13/12/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: CHACRAS Y TABACO

Mensaje por Invitado el Mar Ago 10, 2010 1:22 pm

Magnífico trabajo LUNA. Tomo nota de esta información para mi tesis sobre el tabaco en el curso de naturopatía.
De todas formas, personalmente no creo que exista una forma adecuada de fumar, simplemente no se debe fumar y menos lo que se comercializa actualmente, indistintamente sea con papel de arroz, picadura de tabaco ¿puro?, fumar pipa o puro, etc.....
Nuestro cuerpo no está ni estará preparado nunca para recibir la agresión que produce inhalar el humo del tabaco y todos los componentes que de ello se deriva.

NAMASTE
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CHACRAS Y TABACO

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.