Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de reikiare en tu sitio social bookmarking
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


FANGOTERAPIA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FANGOTERAPIA

Mensaje por Invitado el Mar Feb 17, 2009 7:20 am

La tierra es nuestra casa y junto con nosotros la de innumerables seres que vienen a la vida, con los cuales formamos una cadena infinita e inagotable de vida. La tierra nos sustenta como a sus hijos, nos da casa, abrigo, alimento, goce. Todo se nutre de ella, todas las criaturas encuentran allí su alimento y su hogar.

Podemos caminar con los pies descalzos, rodar y también aplicarla sobre nuestro cuerpo, ella nos ayudará a fortalecernos, a sanarnos. Sólo basta hacer la prueba a la que todos estamos invitados ya que sí, está al alcance de todos.

El hombre a lo largo de su historia ha recurrido a su ayuda para superar dolencias y males que lo han aquejado siempre. Médicos egipcios, griegos, árabes, conocían y aplicaban sus virtudes. Más acá en el tiempo, en el siglo XIX, también los alemanes Kneipp, Khune, Just, el francés Dextreit. En el siglo XX, Eduardo Alfonso, Manuel Lezaeta, comprobaron con su experiencia lo útil y beneficiosa que resulta para el hombre.

Popularmente es usada por el hombre de campo para aliviar en caso de picaduras de insectos. También los animales, por su instinto, conocen sus propiedades y a ella recurren para curar sus heridas.

Hay diversos tipos de tierra: la más utilizada con fines terapéuticos es la arcilla, aunque no se descartan las otras. Siempre hay que tener en cuenta el lugar de donde se extrae. Este debe de estar libre de basuras y excrementos de animales. Por eso es conveniente usar la que está a cierta profundidad. Mezclándola con agua obtendremos el barro o fango que es la manera en que la utilizaremos. También podemos sustituir el agua por infusiones de hierbas, la adecuada para cada dolencia, lo que hará más eficaz el tratamiento.

Procederemos de la siguiente manera: tomamos arcilla limpia, la cernimos, de modo de dejarla fina y libre de piedritas, luego la mezclamos con agua natural o la infusión elegida, hasta obtener una masa homogénea y blanda. Aplicaremos este preparado en forma de cataplasma sobre la zona afectada y lo cubriremos con un lienzo. El tiempo de duración de la aplicación varía de acuerdo a la dolencia. En el caso de aplicarla caliente, la cubriremos además con un paño de lana para mantener el calor por más tiempo. Se retirará cuando el fango se enfríe. Aplicado en frío, se quita cuando se haya secado. Otra manera de aplicarlo es en compresas con agua arcillosa. También en baños de inmersión mezclado con elementos botánicos.

No olvidemos que la tierra es un elemento vivo que transmite a nuestro cuerpo sus propias energías ayudando a reactivar y estimular las funciones naturales del mismo. Por lo tanto los baños son revitalizantes aunque no haya una dolencia específica a tratar.

El barro tiene muchas propiedades, a considerar: es desinflamaste, refrescante, absorbente, descongestionante, purificante, antiséptico, cicatrizante y calmante.

Cuando hay una inflamación superficial producida por golpes o picaduras, actúa desinflamando y refrescando la zona, por su capacidad de absorber el calor, favoreciendo la circulación sanguínea.

Actúa también sobre los órganos internos logrando su descongestión. En este caso se recomienda en congestiones de los riñones, hígado, estómago, desarreglos digestivos, acidez, etc. También es usado para tratar el estreñimiento, ya que éste supone una congestión con aumento de la temperatura interior del cuerpo. La cataplasma de barro sobre el vientre absorbe el calor excesivo, llevando a la sangre a fluir hacia la piel descongestionando las entrañas.

En todos estos casos el barro es uno de los elementos a usar dentro de un tratamiento holístico de las enfermedades.

Por su capacidad de absorción, el fango atrae hacia sí las toxinas acumuladas bajo la piel. De ahí su utilización en el campo de la estética. Conocidas son las aplicaciones de barro sobre el cutis y el cabello a los cuales limpia de impurezas y grasitud.

Por su acción purificante trabaja sobre abscesos y forúnculos logrando eliminar las sustancias morbosas productoras de los mismos.

Al ser un poderoso antiséptico la arcilla actúa inhibiendo el desarrollo de elementos patógenos logrando la eliminación de éstos.

Ayuda a la cicatrización de llagas, heridas y úlceras por su capacidad de favorecer la regeneración celular.

Por todas estas propiedades se deduce su acción calmante ya que elimina sustancias tóxicas, descongestiona y purifica en general nuestro organismo. Se puede aplicar simplemente en zonas doloridas en donde comprobaremos este efecto calmante.

De modo sintético estas son las propiedades del fango.

El conocimiento, la intuición y la experiencia nos dirán cómo hemos de aplicarlo según el caso, ya sea para tratar partes óseas, órganos internos, piel, etc. Teniendo en cuenta estos factores podremos encontrar en el barro un gran aliado para mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestros semejantes
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.